Con la transformación digital, las empresas revisan la forma en que ofrecen sus soluciones y servicios a los clientes y rediseñan su modelo de negocio. La transformación digital implica también un cambio profundo en las organizaciones y métodos de trabajo, en las prácticas de gestión y en el compromiso de los colaboradores. Esto afecta doblemente a la DRH: por un lado, su actividad propiamente dicha; por otro, su función de acompañamiento en las transformaciones de la empresa.

La transformación digital es la oportunidad para que la función RRHH adquiera toda su relevancia en la transformación y se convierta en el partner estratégico de la Dirección General.